Funcionamiento del circuito hidráulico de un lavavajillas

En el siguiente artículo os mostramos cómo es el funcionamiento del sistema hidráulico del lavavajillas y el mantenimiento necesario para evitar futuras averías y tener el lavavajillas en las mejores condiciones posibles.

El circuito hidráulico

En la figura 1 está representado el esquema hidráulico en general empleado en los lavavajillas:

• EV1. Electroválvula 1 vía de ingreso agua.

• Air Break (Bolsillo respiradero). Comprende:

• Cubeta dosis agua de regeneración

• Dispositivo de air-break (anti vórtice)

• Cámara de respiradero que entra en comunicación el interno de la cuba con el ambiente externo a presión atmosférica.

• Monobloque descalcificadora-recipiente sal. Comprende la electroválvula EV2 que, si estimulada, introduce la solución regenerarte de cloruro de sodio en el descalcificadora.

• Tubo de conexión monobloque-pozo. Está conectado al pozo en plástica en el fondo de la cuba para evitar que la solución para el lavado resinas (muy agresiva), vaya en contacto con la cuba inoxidable provocando fenómenos de corrosión.

circuito-hidraulico-lavavajillas

Figura1

circuito-hidraulico-lavavajillas-1

Para que lavado y secado den buenos resultados, es necesario que el agua utilizada tenga un bajo contenido de cal. El contenido de cal, que toma el nombre de “dureza”.

La dureza del agua

La dureza es una medida que representa la concentración de carbonato de calcio y magnesio presente en el agua.

Normalmente para indicar el nivel de dureza en carbonato de calcio del agua se utilizan dos escalas:

Grado de dureza Franceses (Grados °fH) Equivale a 10,0 mg CaCO3 /litros de agua

Grado de dureza Alemán (Grado °dH) Equivale a 17,9 mg CaCO3 /litros de agua

Un elevado grado de dureza del agua puede dar origen a los siguientes inconvenientes:

  • La presencia de cal en el agua reduce las propiedades de los detergentes utilizados en el lavado, es notable de hecho, que en presencia de agua particularmente dura, la cantidad de detergente necesario para obtener buenos resultados de lavado debe ser incrementada respecto a cuándo el valor de dureza del agua es más bajo. “Cantidades elevadas de detergente pueden producir mayor contaminación”.

  • El agua utilizada para el lavado de la vajilla es calentada para aumentar la capacidad desengrasante. Al aumentar la temperatura, el calcio contenido en el agua tiende progresivamente a precipitar bajo la forma de carbonato de calcio (CaCO3 ) , dando origen a la formación de manchas blancas (depósitos calcáreos). Estos se depositan sobre todas las superficies con las que tiene contacto generando un deterioro precoz del electrodoméstico (obstruyendo el circuito hidráulico, con consecuente aumento de consumo de energía eléctrica). Los depósitos calcáreos se depositan también sobre la vajilla en forma de manchas blancas, estéticamente poco agradables, comprometiendo por lo tanto el resultado del lavado.

Para reducir los efectos indeseados de los calcáreos es indispensable disminuir el valor de dureza de agua, esto se realiza mediante el descalificador.

El Descalcificador

Este dispositivo es utilizado en la mayoría de los lavavajillas, se trata en principio de un contenedor plástico dotado de algunos compartimientos y varias canalizaciones.

descalcificador-lavavajillas

En los descalificadores, la reducción del grado de dureza del agua de lavado se obtiene por medio de resinas sintéticas especiales “resinas de intercambio iónico”, que tienen la característica de acumular en su propia superficie el calcio contenido en el agua bajo la forma de iones. El agua que ingresa al electrodoméstico circula a través del contenedor de resinas, éstas atraen sobre la propia superficie los iones de calcio contenidos sobre el agua y liberan los iones de sodio acumulados sobre la fase de regeneración (fase en la cual las resinas son lavadas con una solución de agua y sal).

Fase de regeneración de la resinas

En cada carga de agua las resinas atraen sobre la propia superficie una cierta cantidad de iones de calcio (Ca), liberando en la solución los de sodio (Na). La capacidad de las resinas disminuye progresivamente (las resinas tienden a saturarse, es necesario por lo tanto realizar una regeneración), lo que significa lavar las resinas liberando los iones de calcio acumulados sobre la superficie para restaurar su eficiencia.

Una cantidad de agua (cerca de 330ml) transita a través de las canalizaciones internas del descalcificador, en el compartimiento de la sal, de modo tal de formar una solución de agua con alta concentración de sal o salmuera. El consumo medio es cercano a 30g por cada fase de regeneración (que ocurre una vez por lavado).

En una fase sucesiva la salmuera es dirigida al contenedor de resina, las cuales encontrándose en estas condiciones, atraen instantáneamente sobre la propia superficie los iones de sodio presentes y al mismo tiempo liberando en la solución los iones de calcio acumulados precedentemente durante las fases de carga de agua.

Resumiendo

Las resinas tienen la particularidad de atraer sobre la propia superficie, bajo la forma de iones, el elemento con mayor concentración presente en el agua liberando los iones del elemento acumulado precedentemente.

Este proceso es llamado intercambio iónico y se produce mediante dos modos:

Fase de carga de agua de lavado: El agua cargada desde la red posee una elevada concentración de calcio por lo tanto las resinas atraen sobre la propia superficie los iones de calcio y liberan sobre la solución aquellos de sodio.

Fase de regeneración de resinas: Se realiza una solución de agua con alto porcentaje de sal (sodio) a través de los canales del descalcificador, en este caso el agua posee una elevada concentración de sodio, por lo tanto las resinas atraen el sodio y liberan el calcio.

La pureza de la sal que es utilizada para la regeneración es un factor determinante que compromete la eficiencia del descalificador, residuos o impurezas presentes en la sal, junto a la calidad del agua de red (presencia de metales pesados como hierro, plomo, etc.) inciden negativamente ya sea en la eficiencia o sobre el ciclo de vida de las resinas.